EMERGENCIA MEDICA

EMERGENCIA MEDICA

BLOG DISEÑADO POR UN MEDICO PARA MEDICOS DE TODA COLOMBIA Y DEL MUNDO........

MECANISMO DE DESAHOGO.



Powered by futbolmax.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

 LAS  CARAS TRISTES  DEL  EPISODIO  DE LA UNIVERSIDAD SAN MARTIN


Twitter: #lasanmartinnomiente.


Es increíble como la mezcla de avaricia e incredulidad se mezclan para  terminar en una catástrofe  que solo afecta docentes , trabajadores  y  estudiantes; casos  de pensiones pérdidas, estudiantes que pierden trabajos por falta de credibilidad académica, dentro de los muchos otros inconvenientes son  el resultado de un puñado de mentiras que deben tener  claridad...

Conmovido con lo sucedido coloco un par de casos  que ameritan  una  sola palabra : justicia.


Llegué a rogarle a Mariano, para que me pagara’
Pasaba por uno de los peores momentos de su vida, su madre acababa de morir y a su padre le habían diagnosticado cáncer. Como muchos en su situación había decidido llegar hasta la residencia de Mariano Alvear Sofán, el fundador de la Fundación Universitaria San Martín, para suplicar que la dejaran pensionarse después de 28 años de trabajo. Era el último trámite desesperado por lograr lo que no habían hecho las cartas y las reuniones sin solución con el departamento de personal.
Janneth Mejía Pedraza, psicóloga y docente universitaria, no olvida ese apartamento en Montearroyo, uno de los sectores más exclusivos en el norte de Bogotá. “Es como llegar a donde el Dios omnipotente. Había que elogiarlo para que nos pagara por nuestro trabajo”.
Como ella varias personas esperaban en la sala a que se abriera la puerta de su oficina. “Yo lloraba y llamaba a mi esposo y le decía que si era necesario tumbaba esa puerta. Él me calmaba”.
Cuando por fin logró entrar toda su frustración se hizo llanto. “El tipo me dijo: ‘ajá, mija, y cuánto vale tu liquidación’. Así, con una sonrisa hipócrita alzó el teléfono y le dijo a su asesora jurídica que tomara cartas en el asunto”.
Janneth le había dicho que la universidad le debía 340 millones de pesos por todos esos años sin recibir aportes de salud, pensión y hasta caja de compensación. Ese día pensó que su vida iba a cambiar y que podría retirarse a disfrutar de sus nietos y a solucionar sus problemas de salud que se agravaban con el tiempo, después de un diagnóstico de artrosis. Dos años después esa humillación no sirvió de nada, la solución se quedó estancada cuando fueron renunciando uno a uno los funcionarios encargados de desenredar este tipo de líos, muchos de los cuales terminaron por sindicalizarse.
Janneth guarda en varias carpetas todo lo que ha sido su trabajo desde en primero de septiembre de 1986. “La universidad siempre pagaba los sueldos tarde. Solo se aceleraba cuando había una visita de los pares del Ministerio de Educación. Hoy muchos profesores se sienten como yo: aburridos, cansados, pisoteados”, contó.
No es para menos. Hasta en paro, como se encuentran unos 60 docentes de odontología mientras les solucionan algo de su situación, han sido amenazados con acabar con sus contratos si no reanudan las clases a pesar de que les adeudan casi tres meses de sueldo. “A mi esposo le tocó afiliarme, de lo contrario, no tendría salud”.
A pesar de todos los atropellos de los que Janneth y otros profesores han sido víctimas, ellos se sienten doblemente vulnerados cuando los tildan como profesionales de garaje. “Todos los docentes somos profesionales de la San Martín y de otras universidades, muchos tienen posgrados y doctorados. ¿Es justo que ultrajen nuestro trabajo dedicado de años? Hay profesores que tienen hijos y que no saben qué les espera después de todo lo que ha pasado”.
El paro de actividades no es más que la gota que rebozó la copa de estos docentes. “¿Alguien se ha preguntado si tenemos con qué hacer un mercado?”.
Ellos lamentan que se suspendan programas como los de atención en odontología a población vulnerable que lideraban las clínicas de la universidad, pero ahora más que nunca saben que se acabó el tiempo de callar y llegó el de hacer explícitas todas sus denuncias. “Guardábamos silencio porque queríamos a la universidad, pero todo el tiempo jugaron con nosotros”.
A cambio de sus pagos estos profesores recibieron una carta en las que le decía que si no trabajaban sus contratos terminarían o que renunciaran. “¿Tú lo harías después de trabajar 28 años de tu vida por una causa? Eso es acoso laboral”.
Llorando, Janneth saca de una carpeta una invitación que le hicieron para recibir un premio a la excelencia como mejor docente, lo mira, se ríe sin ganas y lo vuelve a guardar. “Qué ironía, ¿verdad?”, dice y pone punto final a la conversación.
‘Mi mamá hipotecó la casa para pagar la U’
En lo primero que piensa Viviana Chila Bosso cuando le preguntan por su futuro, es en el momento en que entrega su hoja de vida para un posible trabajo. La escena es así: hay un silencio entre el entrevistador y ella, y luego él pronuncia el comentario que más la asusta: “¿Usted es de la San Martín? Esa universidad es de garaje… este puesto no es para usted”.
En los últimos días del noveno semestre de Odontología, que cursa en la Fundación Universitaria San Martín, Viviana no ha podido continuar sus prácticas con pacientes: muchos han llamado a cancelar los tratamientos. Desde que el Ministerio de Educación intervino la universidad por los líos financieros y la falta de registro calificado para algunos programas, ya no confían en esa institución y tampoco en los tratamientos que la estudiante les puedan dar.
“Mi calidad como profesional sigue siendo la misma, pero la gente duda porque la universidad ahora aparece en todos los medios como una institución de garaje, cuando la academia no tiene que ver con lo administrativo”, opina.

Este semestre le costó a la familia de Viviana 3’600.000 pesos. Entre ahorros, préstamos y parte de la hipoteca de su casa, su mamá ha podido pagar los cerca de 32 millones de pesos que le han valido los últimos 4 años. Entre los pequeños préstamos semestrales, su mamá llegó a pagar cuotas hasta de un millón de pesos mensuales.
“Cada cuatro meses me toca rebuscar de dónde sacar la plata, luego de muchas deudas acumuladas me tocó hipotecar las casa”, cuenta Elsa Bosso, mamá de Viviana. A ella le ha tocado responder sola por la educación de sus dos hijos. El hermano mayor de Viviana está en la Universidad Ecci estudiando Ingeniería Mecatrónica.
“Es injusto que la plata que con tanto esfuerzo conseguimos los papás, los dueños de la universidad, en vez de invertirla en mejorar la educación, la lleven a otras empresas”, opina Bosso.
La vocación de odontóloga le vino precisamente a Viviana por su mamá, quien tiene un consultorio adonde varios graduados de la San Martín trabajan. “Confiamos en la calidad de los profesores, aunque sabíamos, antes de matricularme, que a algunos no les pagaban a tiempo. No pensamos que sería tan grave”, cuenta Viviana, quien mientras terminaba el grado once, cursó los fines de semana un programa en mecánica dental y luego evaluó las opciones para seguir con el nivel profesional.
Por ese año, la Facultad de Odontología de la San Martín aún contaba con registro calificado actualizado. Hace tres semestres que no lo renueva.
Hoy otra de sus mayores preocupaciones es cómo ingresará a un programa de posgrado. “Nosotros no tenemos más remedio que pagar por una especialización en una universidad de renombre, para que nos den trabajo”, cree Chila Bosso, quien en los últimos días ha tenido que esperar varias horas a las afueras de las clínicas, porque también algunos profesores han cancelado las clases.“Yo los entiendo, no les pagan o se demoran para hacerlo. Algunos nos han querido ayudar y siguen dando las clases teóricas”.
Aunque muchos de sus compañeros, incluso aprovechan estos paros para salir de paseo, Chila Bosso hoy confiesa estar en el “limbo”: a un solo semestre de poder graduarse no sabe qué le deparará su futuro profesional.
‘Me deben cuatro años de pensión’
A José Rodríguez, de 60 años, le faltan solo dos para jubilarse, pero ve lejano ese sueño de contar con una mesada mensual para vivir tranquilo sus últimos años: el sistema de pensiones no registra sus aportes por cuatro años.
Tampoco están en sus cuentas los pagos a las cajas de compensación familiar, los viáticos, los sobresueldos que le prometieron, los subsidios para sus hijos y algunos salarios, que debió recibir durante los nueve años que trabajó para la Fundación Universitaria San Martín como supervisor de seguridad.
Rodríguez lleva dos años sin empleo y por su edad le ha sido muy difícil que una empresa lo contrate, por eso ha tocado las puertas hasta del Presidente de la República y la Ministra de Educación, para que no se olviden del personal administrativo afectado por las irregularidades de la empresa.
“Un día me dijeron que me tenían tanta confianza, que querían que cuidara los edificios de la empresa en Lima (Perú), pasé allá varios meses sin recibir un peso”, cuenta José, quien cada vez que le pide explicaciones a la oficina jurídica de la universidad recibe la misma respuesta: “Sí, don José, le vamos a pagar, usted me cae bien, pero tenga en cuenta que la universidad está en una crisis pesada”, dice. La respuesta ha sido la misma desde 2008 cuando fue retirado de su cargo.
Le ofrecieron solo tres millones de liquidación y no los aceptó. Hace un año, tiene una cuenta de cobro por cerca de 70 millones de pesos, según ordenó el juzgado que llevó su caso.
“Estoy desesperado, tengo un embargo, unas deudas, sesenta años y ninguna posibilidad de pensión o trabajo, veo la situación muy turbia y no sé quién me pueda ayudar”, cuenta José Rodríguez
Extraído de  www. eltiempo.com (CAROL MALAVER,Redactora de EL TIEMPO)


martes, 18 de noviembre de 2014

Reconstrucción Ligamentaria tobillo.(Lig. fibulo talar anterior para ser más exacto)

Uña Encarnada (NO ES TAN BELICO COMO PARECE)

RECONSTRUCCION TENDON DE AQUILES TECNICA PERCUTANEA

EMERGENCIA MEDICA VERSION ORTOPEDIA.


EMERGENCIA MEDICA

VERSION ORTOPEDIA


Tiempo  sin escribir en el blogg  olvidado de emergencia médica....  finalmente   Residente  de ortopedia, con mucho orgullo , un poco  de pánico por lo que se viene  y con muchas expectativas, la emoción y  el desahogo  que se ha vivido en estos días demuestra la dificultad  en la  que se desenvuelve  ingresar  a un servicio  de  especialistas.

Sin embargo ya la vida cambia....  a aprtir de este momento  el desahogo  va hacia la parte médica por lo que he decidido continuar  este blogg .......... bajo una nueva visión EMERGENCIA MEDICA : VERSION ORTOPEDIA. Espero  lo disfruten




Agradecimientos de  antemano  a:

Dr. Santiago Guerrero Forero
Cirugía pie y tobillo.
www.santiagoguerrero.co

Dr. Andrés García Martínez.
www.doctorandres.co



miércoles, 4 de septiembre de 2013

AGRADECIMIENTO.


A todos los que han comentado acerca de cuanto debe ganar un médico en Colombia....

La idea no es promover la discordia ni discernir entre cuanto o no se debe  ganar, es ponerse en los zapatos de cada uno de los que estamos viviendo el día a día....en  el  rubro médico; si es mas o menos depende solo de los que  comentan, sin  embargo una vida no tiene precio y sin importar si nos pagan  o no bien muchos lo hacemos de corazón y sin esperar si quiera un gracias.....

Agradecimientos a FUTBOLMAX  que ha sido un mecanismo de despegue para médicos en Colombia.

WWW.FUTBOLMAXCOLOMBIA.COM
He aquí un enlace desienteresado de un médico fan del fútbol y de nuestra selección.

http://bit.ly/1aRFNUr


sábado, 4 de mayo de 2013


Hace  mucho   abandonada mi pobre  blog retomaremos  con toda la fuerza del mundo  este blog  y otros nuevos que tenemos  listos   vale decir que apoyamos  a la nueva empresa en Twitter : @futbolmaxcol .....
agencia deportiva en Colombia

Redirijidos  y  listos  con los  nuevos Blogs.